4/24/2009

Ribeyro


Ayer leí toda la noche a Julio Ramón Riberyro (peruano) y me di cuenta, yo ingenuo, que primero está él y luego, mucho después, estamos todos nosotros...

PD: Él y Modigliani hubieran sido carne y uña... gracias Memo por el dato.

4 comentarios:

Sentenciero dijo...

Viejo, leer al refinado Ribeyro es uno de los placeres más estremecedores que la literatura te puede regalar; de él, a parte de lo diáfano de su prosa y su perfección formal y su trabajada pluma, me llama la atención su posición autoimpuesta como maestro desde la marginalidad, sin alharacas, sin bullas, quedando eternizado por lo que escribió, y no por lo que dijo. Comme il faut.

Alexánder Obando dijo...

Care to elaborate on that a bit?

Juan Murillo dijo...

De acuerdo con ambas apreciaciones, quien narra que se dedicó a recoger periodicos y no siente lástima de sí mismo ya tiene el cielo ganado. Ribeyro tiene la intimidad fácil y la naturalidad que inevitablemente se gana a los lectores, un estilo de escritura que quizá viene de sus muchos viajes y días y no de ninguna rebuscada teoría literaria.

Literófilo dijo...

UN GRANDE, GRANDOTE!!!