5/02/2009

Capmany y su Barco


Admiro a Jose Capmany (q.e.p.d).

Al músico, por sus obras alegres, inteligentes, llanamente humanas. Al artista porque Capmany fue un hombre auténtico, cómodo consigo mismo, con facilidad para romper el molde, tiquísimo y valiente como pocos para vivir y ser un poeta en un entorno en ocasiones agrio para ese quehacer. Sin embargo, él prevaleció y su legado sigo vivo hoy a ocho años de su partida.

Si bien me cuesta elegir una única canción como favorita, El Barco es el tema en el que encuentro un significado especial, y paso a compartir mi interpretación. (Precaución y OJO, que lo mío no es la exégesis poética ni mucho menos.)



El Barco narra un viaje (nos despedimos cuando el sol aún marcaba la mañana, nos saludaban los pañuelos augurando el regreso...)

Pero intuyo que en el caso de El Barco, Capmany nos comparte su viaje personal en el arte y su propósito.
(soy un soldado, un instrumento de mi raza, de mi tierra y como todos, tengo que luchar por mantener la idea de ir a un lugar que no existe a demoler el muro que resiste)

¿Por qué mencionar un soldado cuando se proviene de un país que ni ejército tiene? Tal vez porque Jose, como muchos otros artistas, estaba en un combate a muerte por demoler ese muro y por mantener esa idea. Una resistencia y ofensiva a la vez, por hacer su arte y su música con sello propio.

El artista mengua en ocasiones (que insignificante soy aquí un punto en la inmensidad y tan lejos de casa) pero parece que Jose se corona al final (Al fin hundimos nuestros pies y manos en el suelo extraño, la sensación de triunfo transmutándose en extrañeza, algunos volvieron en el barco, otros nos fundimos con la tierra).

Lo más curioso es que la canción habla siempre de un viaje colectivo, de varios integrantes. Al punto que unos después de llegar a esa tierra decidieron regresar. Pero el narrador (...otros nos fundimos...) está entre los que echaron raíces en este mundo nuevo.

No obstante, lo más significativo es que el autor de La Modelo termina cada estrofa del tema en cuestión diciendo la singular frase: pero yo nunca quise abordar el barco.

¿Qué sentido encierra esta frase tan nebulosa?

Ciertamente, no significa que nuestro narrador se abstuvo de montarse en la embarcación, pues es él quien nos da testimonio sobre el viaje, y de ser este el sentido habría una gran incoherencia.

¿Profiere yo nunca quise abordar el barco, porque se embarcó en contra de sus deseos? No parece ser el caso, pues como vimos antes, es expreso el anhelo de ir a ese lugar que no existe a luchar contra el maldito muro.

Entonces ¿qué significa yo nunca quise abordar el barco? Tal vez no haya una sola respuesta, o tal vez no la hay del todo y esto es puro guirigay.

Pero pensando en Capmany, creo que yo nunca quise abordar el barco significa que fue algo que simplemente pasó. Fue un viaje que más que forzado, ocurrió de manera natural. Fue un viaje que no estaba tanto en el barco como en el viajero. Yo nunca quise abordar el barco sería como decir: ni cuenta me di de cuándo abordé y de cuándo zarpamos... y otros llegaron a esa tierra y se devolvieron pero él se fundió en esa tierra, patria artística o arcadia.

Gracias Capmany!

PD: SSSSSSSSSSSAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!







5 comentarios:

Asterión dijo...

La idea del viaje y el compromiso artístico también encuentran eco en esta otra:

"Seguirán (sic), habiendo cruces
en cada nueva estación,
y al final siempre quedarán
canciones nuevas por cantar."

Saludos y gracias por comentar acerca de música popular.

Alexánder Obando dijo...

Tu posdata me da la confianza de hablar con sinceridad.

Empiezan los mea culpas:

1. Cuando escuché su nombre por primera vez creí que era pariente de Campamita. (Yo suponía que el apellido era Campany). Duuuhh!!!!

2. También creí que era un rockero argentino, por la pinta, el apellido y el estilo. (Este error era más razonable).

3. La primera vez que escuché rock en español ya era adolescente, por lo que aquello me cayó como un balde de agua fría. Me sentí tan fuera de lugar como si estuviera escuchando un tango de Gardel en inglés. Tal vez por eso nunca he comulgado bien con el rock hispano.

4. Y por último, siendo un poeta y un melómano, nunca me interesaron gran cosa las letras de canciones a no ser que tuviesen el rango cualitativo de poesía, como es el caso, por ejemplo, de Jim Morrison o algunos textos de Pink Floyd.

Te puedo decir que el video que nos obsequiás es muy refrescante dentro de una nota musical algo convencional. No hay duda, sin embargo, de que este compa era un artista pero en serio.

Gracias, Carlos.

Juan Murillo dijo...

La inevitable sincronsidad levanta de nuevo su cabeza cuando uno menos lo espera. Antier puse esta pieza por lo menos 15 veces en YouTube mientras escribía un capítulo de mi novela en el que tiene un cameo Capmany. Hoy vos la pusiste aquí y me dieron escalofríos.

Capmany había dicho que la pieza trataba sobre los que se embarcaron hacia America durante la conquista, una explicación que siempre me pareció que la perjudicaba. Actualmente es usual interpretarla (de manera lata) como una prefiguración de su propia y temparana muerte. Pero la verdad es que lo que tiene la canción es una carga de nostalgia que es fácil de reconocer para cualquier que ha estado, como el personaje de la canción, en una tierra extraña.

Buena pieza... la mejor de Capmany diría yo, si no contamos las que son en chingue, de las cuales copio la línea que siempre me saca una lagrimilla que nunca se si es de risa o de dolor, porque me recuerda mis amores juveniles:

"creo que todo era... el olor de tu champú, aaaaahh.. ¡yeah...!"

Mechu dijo...

Mae, qué lindo... Un post muy rico, un vídeo excelente. Gracias.

Unknown dijo...

Jose Capmany es de desendencia cubana de ambos lados, la verdad es una gran letra "El Barco" que muestra mas que la riqueza que se encuentra en la tierra mas bella del mundo. Que inclusive un poeta como Capmany lo habla al ser el mismo cubano de herencia pero de sangre sin duda es Tico. Su colectividad es muy coherente ya que tiquizia es para todos los que luchamos por un lugar y nos detenemos a devolvernos a ese barco que llegaron nuestros antepasados. Este mae se rajo con increible letra tan sublime ejemplar y demuestra la belleza que muchos dejamos atras,...pero yo si tengo que montarme al barco...pero para regresar a mi tierra. Gracias Capmany...Que Dios te tenga en la Gloria!!