3/16/2013

El susurro del oro: sobre Avancari


Autor: Santiago Porras
EUNED: 2012
107 páginas.

Un paisaje rústico. No por el hecho de ser rural, de inicios del siglo pasado o de un entorno minero; sino porque rústicos son los hombres que desfilan por el libro. Frente a la sofisticada voz del oro, narrador amarillo que nos habla a través del texto, las cartas de Betty a Mary, esposa de uno de los gringos que dirige la Mina Tres Hermanos en Abangares y quien describe aquel escenario durante el montaje previo al bochinche final, o la misma complejidad, variedad y belleza del paisaje, todos estos elementos se contraponen a los personajes toscos, ambiciosos y pleiteros que cuajan el desenlace de Avancari: muerte en el motín de las minas de Abangares, hecho acaecido en Costa Rica en 1911.

No es fácil cuadrar el libro de Porras dentro de un género claro. En tramos es una descripción del paisaje de la época y de esta zona de la provincia de Guanacaste, en partes una ficción del oro, en otras una recopilación histórica y en momentos una trama de personajes en conflicto, esencialmente la pugna entre trabajadores de la mina contra sus jefes extranjeros, tensión que explota en una querella contra los capataces, un grupo de negros traídos para supervisar la mina.

En esta riqueza está un acierto de la obra, variedad de voces y de tonos para construir el texto. Avancari es una historia narrada a través de varios géneros y registros literarios, y esto es un logro por parte del autor. En esta variedad también, podría uno encontrar su desacierto, pues el libro no termina de ser novela, ya que los personajes no son desarrollados profundamente como para ahondar figurativamente en sus motivaciones, en el conflicto y en todo aquello que la historia no puede desentrañar de las tumbas y los archivos.

No obstante, Santiago Porras nos pasea como de la mano por la mina y sus alrededores, y nos pinta a personas reales hechas personajes, algo que consiguió sin duda por haber estudiado exhaustivamente el tema.

Avancari nos pone un espejo por delante y nos enseña que no somos tan modernos o adelantados como quisiéramos ser. Cien años después, somos los mismos hombres persiguiendo el oro. Como si la voz del oro fuera la mala conciencia que nos susurra. Nos debatimos entre la intervención del poderoso, y la colaboración con este para progresar el libro en partes parece teñido por la discusión del TLC, entre ser capaces de la amistad y la traición, de beber juntos o de darnos machetazos para descuartizarnos los pleitos son las mejores escenas del libro. Seres capaces de meternos el oro en el hueco del culo para ocultarlo, o de llegar hasta allí para buscarlo. En esencia, las cosas no han cambiado tanto desde el tiempo de las minas.

Avancari de Santiago Porras es un libro muy agradable que los costarricenses deben leer.