7/18/2009

Una posición literaria (R.L. Stevenson)


El texto en la imagen, tomada del museo de Escocia, contiene una opinión literaria que Robert Louis Stevenson escribió a un amigo en 1880.

En esta opinión se retrata el autor de La Isla del Tesoro, y de grande relatos de viajes y lugares. El enfermiso RL Stevenson, tuvo que dejar su natal Edimburgo en busca de lugares menos hostiles para su condición.

Lo que me impresiona de esta afirmación es que parecería no ser atribuible al mismo autor que en 1886 publicó El extraño caso del Dr. Jeckll y Mr. Hyde (una de mis obras favoritas...), u obras como Markheim y de El Diablo en la Botella.

Tal vez en ocasiones el mismo Stevenson era un Hyde literario, que solo gustaba de la aventura y del escape, y en veces era un Jeckll escritor con tormentos existenciales y filosóficos.

PD: sin petición, rumio la posibilidad de darle una parte dos al tema de don Beto, que despertó buena polémica.

4 comentarios:

Asterión dijo...

Esta afirmación de Stevenson demuestra, una vez más, que entre el autor y su obra no hay necesariamente una coincidencia. Por el contrario, y muy bien apuntado, la dualidad (Jeykill y Hyde) es la que hace que escribamos: "yo es otro", como decía el joven poeta de Charleville.

Saludos.

Sentenciero dijo...

Carlemix, ¿qué tal un equilibrio entre filosofía y acción pura y dura? Es más, si las dos partes de ese cuerpo que el escritor es capaz de crear no riñen, las grandes obras son escritas.
Saludos.

Juan Murillo dijo...

Alí Víquez explica la multiplicidad literaria y vital parafraseando al endemoniado bíblico que dice "Mi nombre es legión". Para mí, y puede que para todos, es evidente que somos hombres distintos en distintos momentos o lugares y a través del tiempo. Es de esperar que a veces queramos filosofía envuelta en aventura como en Markheim o Jekyll y Hyde, y que a veces queramos sólo aventura, como en Isla del Tesoro, pero también hay que recordar que aquí habla Stevenson de lo que lee y no de lo que escribe.

"When I suffer in mind, stories are my refuge; I take them like opium" - es la visión de la literatura como vía de escape, como transporte fuera de sí mismo, como exorcismo.

CAQ dijo...

Coincido amigos, la riqueza está en esa diversidad.
Lo que más me impresiona es que el hombre fuera tan contundente en la afirmación, pero es cierto, un Stevenson más viejo probablemente hubiera matizado.
Saludos!

C.