5/21/2010

Opiniones aguafiestas


En 1963, Heinrich Böll publicó Opiniones de un Payaso. Su novela rasgó el manto superficial de prosperidad y progreso en que vivía la Alemana Occidental de la época y exhibió en la palestra pública los conflictos esenciales de esa sociedad.

Böll incomodó con su obra: la corrupción e hipocresía del cristianismo ―tanto católico como protestante―, la deshumanización y materialismo exacerbados y la negación de los hombres para asumir sus responsabilidades morales son algunos de las cuestiones que abordó en éste y otros de sus libros.

Heinrich Böll se convirtió en el aguafiestas y en círculos de poder cayó muy mal. A aquella Alemania modernizada pero partida en dos y todavía abrumada por la caliginosa sombra nazi se le dificultaba digerir una obra llena de criticidad y de verdad, la cual le recordaba sus vicios y defectos.

El conjunto de su obra, sus luchas por la paz, la libertad de expresión y en contra de la discriminación le ganaron el reconocimiento internacional e inclusive el Premio Nobel de Literatura en 1972.

Su amigo, el también escritor y Nobel, Günter Grass “padece” de un perfil similar. Ante la unificación de Alemania, por ejemplo, criticó el atropellado proceso de reunificación y lo cuestionó porque si bien era una unión de dos partes, no era un proceso integrador de una sociedad. Tal vez Grass insistió tanto por ser un defensor de la memoria y un enemigo del olvido y por conocer bien lo que la desintegración le puede hacer a una nación.

No en pocas ocasiones, tanto Böll como Grass se encontraron pensando diferente que la mayoría, pero eso no los calló o restó vigor a sus señalamientos, ideas y críticas.

A contrapelo de esta actitud vital, existe su opuesta, la que se sintetiza en la expresión inglesa “might is right”, es decir, algo así como “el poder da la razón”. Es la noción donde tener el poder es lo que justifica lo que éste hace. Esas dos lógicas se enfrentan hoy en Costa Rica.

No porque la elección esté reciente o porque estemos en minoría, tenemos que callarnos y consentir el inmoral aumento de salario que se quieren auto recetar los diputados del PLN y de otros, salvo el PAC y el FA.

Que estén en mayoría o que tengan el poder para hacerlo no lo hace correcto o moral cuando un componente alto de la pobreza del país lo constituye el irrespeto al salario mínimo, cuando el déficit de las finanzas públicas es preocupante al tiempo que el gobierno deberá incrementar considerablemente su gasto si quiere cumplir sus promesas y parece no tener intención de hacer recortes en lo superfluo. En fin ¡cuando no han trabajado ni una quincena para valerlo!

Veo el “might is right” cuando se quiere nombrar como representante ante la Santa Sede a alguien que tiene como presea haber recomendado al presidente usar el miedo como una política de gobierno. Pueden tener el poder para hacerlo, pero es una completa desfachatez, por decirlo en moderado.

No hay publi reportaje de CANARA ―como el divulgado el 12-4-10― que por llamar “valiente” al ex diputado Fernando Sánchez y por informar adulantes que rindió cuentas e hizo obras, algo que en todo caso era su deber y no un favor, borre la memoria de su afrenta con sus conciudadanos.

Veo el “might is right” en la incertidumbre alrededor del Proyecto Minero de Crucitas y en la intentona de extirpación al Parque Marino las Baulas.

El momento parece el oportuno para esto. La nueva Presidenta trae frescura y palabras de diálogo, tuvo el beneficio de la mayoría y tiene el de la duda, vive la luna de miel de los 100 días y el matrimonio libertario.

Pero sobre todo porque en esta coyuntura, quienes nos oponemos a lo anterior y tenemos la convicción de estar en lo correcto, en apariencia somos minoría y no contamos con el poder y cuando alzamos las voz, quienes gobiernan nos quiere pintar de aguafiestas.

Por eso encuentro inspiración en Böll y Grass. Porque la fuerza de sus argumentos, como los nuestros, no reside en la fuerza misma, sino en principios y razones. Porque como ellos, tenemos la esperanza de que un día sea la razón la que dé el poder y no al revés. Hasta entonces, y para eso, hay que seguir levantando la voz. Allá a quienes se les agüe la fiesta...

PD: Böll con cigarrillo, Grass con pipa y a la izquierda con bufanda Hans Christoph Buch.

2 comentarios:

J.P. Morales dijo...

Una vez un profesor en la UNA dijo que Paulo Coelho tiene que ser un gran autor pues, ¿quiénes somos nosotros, la minoría académica, para acallar a la apabullante cantidad de lectores que el brasileño ostenta a nivel mundial? Might is right. "No... yo no me considero atractivo, pero ¿qué vale mi opinión contra la de tanta gente?". Dr. Chapatín. Might is right. "Si está en un libro es porque es cierto". Milhouse Van Houten. Might is right. Este comentario señala que yo veo mucha tele pero... al fin y al cabo ¿quién no? Y si todo el mundo lo hace no puede ser malo. Might is right. Ay que aguar las fiestas Carlitos, sobre todo si son de traje (léase traje entero). Nunca he soportado a los tipos de corbata, mucho menos si la usan por su cargo. Sigue la lucha, no lo dudés.

Mich dijo...

De vocación, aguafiestas. Y espero seguir así. Charlie, gracias por las palabras.